Saturday, January 12, 2013

¿esclava o sumisa?



¿esclava o sumisa?

Creo que es uno de los debates más usuales dentro de la comunidad BDSM; sujeto a las definiciones variopintas y personales de cada individuo; dependiente por completo de las consideraciones de ambas partes, tanto Dominantes como sumisos, aunque normalmente sean los Amos quienes determinarán el comportamiento a medida que la relación avance y en base a ello discernir si tienen en sus manos a una sumisa o a una esclava. Pero tampoco hay que descartar la manera en la que ésta o éste último se perciben a sí mismos y a sus deseos particulares.

Al contemplarme a mi misma en el espejo brumoso de la autoconciencia, en realidad no logro distinguir ni un ápice del tan sobre-exigido "decoro" femenino o  el respeto hacía mi persona que mis progenitores tuvieron la intención de incultar en la infancia. Nada estaba mal, nada era "poco propio", ni vulgar a menos de que ellos me dijesen lo contrario -La mayoría de las veces eso no sucedía-. Y ahora comprendo el hecho de que, siempre he sido un lienzo en blanco, un alma virgen y silvestre que se siente perdida sin la opinión o prerrogativa de una mente ajena a la mía. Tengos los deseos comunes de cualquier ser humano que crece en una sociedad moderna: estudiar, trabajar, superarse. Pero muestro incapacidad para tomar la gran mayoría de las decisiones que un adulto ya debería saber haber hecho. Caresco del sentido de orgullo del que la gran mayoría de mujeres podría jacterse, y la cantidad ínfima que poseo de éste es sólo porque me enseñaron que debía tenerlo. Sólo la medida "predeterminada" de virtudes socialmente aceptables. Ni siquiera sabía todo esto por mérito propio... Pues todo lo que soy y lo que sé de mi, es gracias a mi Dueño.

Conocí la sensación de realmente querer realmente algo, cuando le conocí a Él y cuando su Felicidad se convirtió en la mía; cuando sus expectativas fueron las únicas que quise alcanzar, cuando el orgullo de Él fue al único que quise alimentar.  

Ya no quiero tener la opción de hacer o no hacer cualquier cosa, quiero hacerlas porque Él así lo desee. Ya no quiero vivir sin su guía constante, sin escuchar su voz diciéndome qué camino tomar; sin sus instrucciones previas para cada situación. Me desvanecería sin su sonrisa al ver como le sirvo día con día, lo haya Él solicitado o no. Abandonaría la tierra, flotaría a la deriva sin sus cadenas sujetas a mis muñecas y pies a su trono. Perdería mi identidad sin un collar que me recordase quén soy y por qué existo todas las mañanas. 

¿Por qué debería creer que tengo límites y libertades si ni siquiera yo misma las conozco a cabalidad?
¿Por qué sólo someterme a Él de ves en cuando? ¿Por qué no hacerlo durante todo mi vida, sin fecha u horario?
¿Por qué limitarlo a Él cuando lo amo y dependo de su libertad para hacer y deshacer con mi cuerpo y mi alma lo que Él desee?

Por eso soy una esclava y no una sumisa



 {S}lilu

5 comments:

  1. Buenos días...

    Me ha gustado leerte para conocer un poquito de ti, lo poco que se puede a través de unas pocas palabras, y aunque no soy de comentar, en este caso me ha llamado la atención lo diferentes que somos...imagino que por carácter, por educación recibida pero también por edad (creo que eres muy jovencita), y por ello querría compartirlo.

    Yo siempre he sido y soy una persona con las ideas muy claras,con mucho carácter y realmente con decisión para que nadie me diga que o como hacer las cosas...imagino que por mi experiencia personal siempre me he valido por mi misma y aunque soy bastante atípica en este aspecto, lo reconozco, no soy dependiente de los demás.

    Desde que tengo uso de razón he sentido en mi interior la sumisión aunque no sabía bien de que se trataba y hasta que no adquirí la madurez emocional no quise adentrarme en descubrir de que se trataba. Una vez lo hice, con calma, con muuuucha calma, fui descubriéndome y lo hago ahora con plena consciencia y convencimiento desde que me entregué a mi Señor.

    Aunque sienta ese deseo y esa inquietud, no me entregué porque sintiera que sin ello no puedo vivir, porque me sienta dependiente y necesitada de guía para vivir, sino que lo hice y hago por propia voluntad, porque quiero entregarle todo cuanto soy, con mis pocas virtudes y mis muchos defectos.

    Yo si soy orgullosa, terca, y muchos otras características que van en contra de la sumisión y por ello debo trabajar infinidad para entregarle aquello que merece, pero yo digo (aunque quizás me equivoque...)¿no crees que tiene mucho merito entregarse con todo ese cúmulo de defectos? ¿entregarle mi orgullo? ¿que domine mi terquedad?...pero solo por y para Él...

    Evidentemente me siento completa sirviéndole, gozo de la felicidad cuando Él la siente y jamás está en mi mente dejar de hacerlo, pero es una elección, un camino elegido no una obligación a la que me sienta abocada porque no tengo mas remedio...

    Son distintas formas de verlo y sentirlo, todas validas....pero quise compartir mis diferencias contigo, porque las similitudes creo que ya las aprecias en mi refu....

    ¿sumisa o esclava?...pues no sabría decirte...no soy mucho de definiciones que me cataloguen...mejor diré....lo que mi Señor decida...

    Besines y...perdona por el rollo que metí
    Saludos a tu Amo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Querida Dana, ha sido un halago para nosotros encontrar tus letras y que nos permitieras leer de tu propia experiencia; especialmente porque la critica constructiva siempre es un recurso invaluable. Es cierto que mi esclava es muy joven, y tampoco soy yo demasiado grande; sin embargo existe un buen dicho respecto a los modos y maneras que cada persona demuestra "No confundas mi personalidad con mi actitud; mi personalidad es como soy yo, y mi actitud depende de quien seas tú." y lo aquí plasmado es precisamente su actitud de mi esclava hacia mi. Deberías verla cuanto se molesta si algún conocido le cambia los planes, así fuera para una reunión o un trabajo, ahí se le nota a simple vista lo Orgullosa que puede llegar a ser.

      Delete
    2. Buenas noches...en ningún momento mis palabras pretendían ser una critica, no soy nadie yo para eso...Simplemente quise compartir mi diferente punto de vista refiriéndome a las palabras de tu esclava, sobretodo las del segundo párrafo de su exposición.

      En ningún momento dudo de su actitud hacia ti o de su valía como persona o esclava, y por supuesto no puedo conocerla fuera de lo que sus palabras me transmiten, y mi percepción puede estar totalmente equivocada pero así me llegó su diferencia y así la expresé humildemente.

      Espero que no os haya molestado pues en ningún momento era esa mi intención.

      Un cordial saludo para ambos.

      Delete
    3. De ninguna manera, no ha sido ninguna molestia. Tampoco lo he tomado tan literalmente como una "Critica", sino mas bien me he permitido tomarla como tal a efecto de que toda aportación siempre es de ayuda para aprender y mejorar. Descuida, como te he dicho, no por es protocolo ni por simple cordialidad, realmente se agradece que te hayas permitido el tiempo de compartir tu experiencia con nosotros.

      Igualmente, les enviamos un cordial saludo.

      Delete
  2. Bueno creo que el orgullo es el defecto de muchos esclavos entre los que me cuento,nosotros como pareja dentro del BDSM llevamos muchos años pero tardamos en darnos cuenta bastantes años mas por lo que mi aprendizaje ha sido superior.
    Creo que las parejas que no tienen que salir del armario ya tienen una parte del recorrido andado, porque evidentemente ambos sienten los mismos deseos.
    En fin solo queda daros la enhorabuena y espero que la entrega siga cada día con más fuerza.
    Un saludo y mis respetos a tu Señor.

    ReplyDelete